María Cruz exprime al duende en la semifinal

Comparte su talento:Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Aunque el misticismo del duende se le suele atribuir a los bailaores de flamenco andaluces, María Cruz claramente ha desmitificado esa atribución. La afición de María comenzó «con dos añitos y medio en un centro cultural» y ya le ha servido para alcanzar las semifinales de ‘Got Talent’ acercándose un poquito más a cumplir ese sueño de «dedicarse profesionalmente a ello».

Si en su debut en televisión con solo 19 años dejó a todos boquiabiertos y Risto destacaba «un control sobrenatural sobre el escenario», en semifinales se ha superado. Una vez finalizada la actuación, María Cruz ha querido agradecer a «sus compañeros, sus padres» y «a la producción y dirección artística por incorporar una escultura de silla en homenaje a todos los tablaos que han tenido que cerrar».

«Durante todas las audiciones ha habido momentos puntuales en los que echaba el criterio y juicio de Paz Padilla y este ha sido una de ellas» le daba pie a Risto para que valorase la humorista «me ha gustado mucho el contraste con esa pared de cemento. Una fusión preciosa pero cuando nosotros en Andalucía decimos vamos a escuchar es porque hay difícil de ver y hoy sobran las palabras».

«Ese poderío, ese arte, ese taconeo, esa madurez a la hora de bailar es espectacular pero también como expresas que es muy complicado» destacaba Edurne y Dani Martínez se sinceraba «es de las cosas que más me alucinan, de las disciplinas que más flipo y contigo he flipado este año dos veces». Risto cerraba el círculo añadiendo «eres una digna finalista de ‘Got Talent’, espero que llegues a la final».

Tras Chus Serrano por ser el pase de oro unánime de la semifinal, María Cruz se convertía en la más votada por el público convirtiéndose en la segunda finalista de la noche.

María Cruz exprime al duende en la semifinal