Pavel Bertini y su número «mortal» sobre monociclos que no te decepcionará

Comparte su talento:Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Edurne le preguntaba a Pavel Bertini, tercera generación circense, qué le había traído a ‘Got Talent’ y él se sinceraba: «Es una gran oportunidad para mí, hacer lo que amo. El circo es un trabajo cultural. Fuimos uno de los primeros en cerrar y seremos los uno de los últimos en abrir por la pandemia. Tuve que cambiar de trabajo para poder seguir con la vida y alimentar a mis tres hijos».

«La pandemia me ha supuesto un cambio de vida total. He pasado de patines y trapecios a repartir pizzas. Con unos ahorros hemos aguantado y por suerte he encontrado trabajo. Lo estamos pasando mal.» añadía antes de demostrar su talento el artista de 32 años.

Sobre un monociclo, Pavel ha realizado un número de equilibrismo subiéndose a una escalera y saltando desde ésta sobre una cama elástica. No contento con ello, se ha subido a uno todavía más alto y desde éste a otro más alto pero con tres ruedas en vertical. Ha rizado el rizo con uno todavía más alto en el que casi se precipita pero ha salvado de manera milagrosa abandonando el plató para entrar sobre otro con CINCO RUEDAS en vertical.

Ha cerrado el número de una manera todavía más espectacular, se ha vuelto a subir a la escalera pero con un agregado de altura y con el primer monociclo que ha utilizado, ha saltado a la cama elástica para realizar un mortal hacia atrás.

Momento de valorar y el primero en abrir fuego era Dani Martínez: «Riesgo. Mucho riesgo. Todo tenía un peligro pero había uno que lo has recuperado cuando salvas el número.»

«No sé lo que tiene que ser caerse desde tan alto porque imagino que en el momento que aprendes alguna caída abría. No sé si el momento que casi te caes para adelante he sufrido mucho y me he alegro que saliera bien. Felicidades» destacaba Edurne.

«Es un espectáculo muy circense. Cuando es un numero de circo se tiene que escalar bien el más difícil todavía. De esta manera el espectador sufre más. El número de las cinco ruedas era más complejo que el mortal, lo hubiera puesto antes, por un tema de progresión. Cuando desapareces del escenario, el último cambio deberías haberlo hecho delante de todos. Si no veo como te has montado, ya estoy desconfiando.» valoraba Risto que le daba su no. Edurne y Dani por otro lado le daban el sí.