Las actuaciones de la quinta gala

Comparte su talento:Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

A falta de una gala de audiciones, la sexta, para finalmente concretar la lista final de concursantes que formarán parte de la siguiente ronda de ‘Got Talent España’, ayer se presentaban ante el jurado una nueva hornada de talentos que exigía ser valorados. De los 23 participantes, fueron 7 los que se quedaron a las puertas de las actuaciones en directo, algunos que cedieron ante los nervios y otros a los que el jurado les dijo “no” pero no por falta de talento sino porque ya habían pasado por el escenario otros tantos con el mismo tipo de espectáculo. A continuación nuestro a análisis de las actuaciones del quinto programa de Got Talent España.

Abrían la noche Zistarlity, un grupo de jóvenes bailarines que llegados desde Chiclana de la Frontera (Cádiz) sorprendían al jurado con su sincronía, ritmo y una coreografía preparada por Teresa Bernal, coreógrafa y una de las componentes. Su actuación era valorada por el jurado con un “Sí”, no podía ser de otra manera. Zistarlity elevaba el nivel desde el principio.

Después le tocaba el turno a Brígida García que se ganaba el beneplácito del jurado con su baile del vientre y pasaba a siguiente ronda. Turno de María de Mendoza que reconocía haber abandonado la carrera para perseguir su sueño pero los nervios lograban vencerla arriesgo de perder una de las pocas oportunidades que da la vida pero sabía sobreponerse con la ayuda de Santi Millán y del jurado. Su voz convencía y pasa a siguiente ronda.

Pese al riesgo Jana López no lo logra

Actuación peligrosa la de Jana López, acróbata aérea que vencía a la gravedad pero no los nervios, su novio Ángel, encargado de controlar la grúa, no le perdía vista desde el backstage y escuchaba incrédulo el “no” del jurado. Después de la actuación de su novia le tocaba a él, Ángel Carretero, el turno y su dominio del “popping” lograba el “Sí” del jurado. Alegría al 50% de esta pareja que venían desde Valencia.

Alan Neil no cumple su propósito de cambiar el mundo con su música

El cubano Mister Flow Gamboa se considera un artista consagrado pero quiere llegar todavía a un mayor público pero no será esta vez, el jurado reacciona con un “no” a su electro latino. Un llegado desde el futuro, concretamente del siglo XXIII, pero con un estilismo de los años 80 interpreta “My Way”, es Alan Neil y se lleva un “no”. Tiempo de Chema Moia y sus acompañantes César y Javier que interpretan una versión “mañica” de “no quedan días de verano” y que ya avisaban a “Evita” de lo que iba a presenciar pero un empate le aparta de la siguiente ronda. Un tema de “Mecano” llegaba de la mano de Leblond, un fan e ídolo, que se unían en un grupo pero no era suficiente su actuación para convencer al jurado, otra vez será.

León Lissitza un croner que triunfa

Ya habíamos escuchado parte de la actuación de León Lissitza en el avance del programa pero no al completo ni su historia. Este crooner logra pasar a siguiente ronda con su interpretación. El público asistente en el teatro reconocía a Sergio Ordóñez que viene desde Fuenlabrada, este joven, campeón de España de Gimnasia Rítmica y segundo del mundo convence al jurado y le da el “Sí” a su espectáculo con barras.

Blackstone logran tres "Síes"

Blackstone aparecía en escena que llegaba muy bien acompañado por un séquito de fans. Estos dos jóvenes de 16 años interpretaban un tema propio que hablaba de ese amor de juventud. Tres “Síes” para ellos, todos menos Eva H, y pasan a siguiente ronda.

La bachata de Alba Ibáñez y Luis Chávez convencía al jurado aunque Jorge Javier Vázquez se quejaba de haber saturado los dos minutos de actuación con acrobacias, Eva H también valoraba negativamente las imprecisiones técnicas pero todos votaban “Sí”.

Steve Dalmas toca la guitarra con una sola mano

Sorprendente era la siguiente actuación, Steve Dalmas interpretaba un conocido tema con su guitarra pero con una sola mano. Otra historia de superación. Su voz y su manera de toca la guitarra convencen a todo el jurado. Un “Sí” para él.

Joe Mecanic y sus chistes triunfan en Got Talent

El humorista Yago Asumu, sevillano de 32 años, presentaba un monólogo muy relacionado con el wassap pero no lograba hacer reír al jurado y le votaban “No”. Manuel Piño tampoco lograba el “Sí” pese a que arrancaba carcajadas sobre todo de Jorge Javier. Otro humorista, Joe Mecanic sí que pasaba a siguiente ronda con su monólogo.

El ballet Kebanna irrumpía en el escenario y convencía a jurado y público con su vestuario, escenificación y coreografía. Ahora el turno de Rafa Pícola y sus sombras chinescas, su espectáculo con sombras cinematográficas lograba el “Sí” de todo del jurado, estará en la siguiente ronda.

El Coro Gay de Mallorca empezaba con una ópera para después cambiar a temas de Lady Gaga, lograba el “Sí” del jurado. Marco Aurelio y su flexibilidad lograban el pase a siguiente ronda.

Cristina Ramos es el último pulsador dorado

Momento de la noche, lo mejor siempre se deja para el final, primero era el turno de , padre e hijo, que interpretaban Ópera y recibía el “Sí” del jurado. La noche finalizaba con el último pulsador dorado de la noche, solo faltaba Edurne de utilizarlo, y era para Cristina Ramos y su interpretación primero de una ópera para después pasar a un rock. El último pulsador dorado le otorgaba el pase a semifinales a Cristina.

Si queréis ver el quinto programa completo, podéis hacerlo desde MiTele.