Celia Muñoz explota sus múltiples personalidades en la semifinal

Comparte su talento:Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

La brillantez del ventrílocuo radica en su capacidad de emitir voz de manera discreta y evitando mover lo máximo posible los labios. La característica distintiva de Celia Muñoz es que además de ser capaz de hacer hablar a sus muñecos sin mover la boca, aprovecha su talento como soprano para hacerles cantar. ¡Y solo con 1 años de experiencia!

Justo antes de comenzar la actuación, Santi Millán ya nos ponía en antecedentes de que la actuación era tan increíble como cierta: «Aunque os va a costar creerlo, todo lo que vais a oír durante la actuación, quitando la música y los efectos, está hecho por ella en riguroso directo».

Celia Muñoz se vestía de espiritista para traer del plano de los muertos al de los vivos a la soprano María Malibrán. Los espectadores seríamos testigos de primera mano del talento de Celia que interpretaba un aria sin mover la boca incluso llegando a beber de un vaso de vino mientras lo hacía. Voz que alternaría con otras muchas.

Una actuación que para el público en la platea era merecedora del pase de oro y así lo reconocía poco después un incrédulo, Santi Millán «yo propongo pase de oro» acentuando un poco más esa sonrisa que le ha acompañado desde el final de su actuación.

Las valoraciones todas fueron positivas y uno tras otros fueron pidiendo el pase de oro para Celia. Edurne reconocía estar impresionada «es tan difícil lo que acabas de hacer porque puedes ser muy buena ventrílocua pero cantar como lo has hecho, es muy difícil» y Dani martínez reconocía su originalidad «es impresionante, espectacular, original y diferente. Es la propuesta que has traído. Algo tan original que no se ha visto para coger tu don y llevarlo a un sitio que no hace nadie».

Solo Risto se mostraba reacio que disfrutaba como nunca porque «ahora todo depende de mí» y pretendía dejar el futuro de la soprano en manos del público arriesgándose a que su talento no tuviera premio «ojalá te vote el público para la final». Santi Millán hacía entrar en razón al Mejide recordándole que en el futuro, cuando esta actuación se convirtiese en la más vista de ‘Got Talent’ en el mundo, todo el mundo sabría que él se interpuso en su carrera al pase de oro. El jurado se puso por fin de acuerdo, algo que no ocurrió en la anterior semifinal, pulsando el botón del pase de oro y dejando a nosotros, meros espectadores, con un cliffhanger para la final, ¿Qué nos tendrá preparado esta vez Celia? ¿Será capaz de superarse?

Celia Muñoz se mete en la piel de una espiritista durante su actuación en la semifinal