Antón Cortés, el niño que aprendió a tocar el piano con un teclado de la basura

Comparte su talento:Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Bendito el día que la madre de Antón Cortés se cruzó en el camino con aquel contenedor de basura. Un contenedor que escondía un tesoro. Un teclado que llevó a casa, limpió con esmero y regaló a su hijo.

Esa acción que solo puede ocultar humildad y amor de madre se transformó en una herramienta con la que aquel niño de 8 años aprendió a tocar el piano.

De manera autodidacta y de oído, Antón Cortés ha aprendido en solo cuatro años a tocar el piano y los resultado son más que evidentes e impactantes.

Antón toca el piano como los grandes. Según Risto Mejide, apasionado melómano, el joven mallorquín lo hace «con un porte, unas formas y un cuidado que se define con la palabra perfección».

Una actuación de la que también disfrutaron Dani Martínez y Edurne García que remaron a favor de viento y valoraron muy positivamente a este joven prodigio. Nadie se interpuso entre él y la gloria.

Una actuación «brutal» para Edurne, «espectacular» para Dani Martínez y «perfecta» para Risto Mejide

«Ha sido brutal. He flipado. Sé que hay trabajo y esfuerzo pero lo que hay es un talentazo. Mucho talento.» exclamaba una sorprendida Edurne y un incrédulo Dani Martínez de manera jocosa buscaba la trampa «desde aquí no podía verte, seguro que no tienes cuatro manos» se preguntaba y añadía «Es imposible lo que estabas haciendo.»

La madre de Antón Cortés y él han sembrado y ahora les toca recoger. El joven de 12 años se llevaba el pase de oro conjunto de Risto Mejide y Dani Martínez. Siendo Risto Mejide el principal baluarte para este reconocimiento al que le parecía «una falta de respeto» que solo se llevase tres síes. Volveremos a verle en unas semifinales en las que se batirá el cobre con otros prodigios o talentos.