Celia Muñoz es el segundo pase de oro de la semifinal

Entre uno de los talentos de la soprano ligera Celia Muñoz está la ventriloquia. En audiciones presentaba en sociedad a Joselito, alter ego al que daba vida demostrando sus habilidades. En semifinales la madrileña de 35 años de edad prometía dejarle en el banquillo garantizando al jurado algo novedoso. Celia cumplía su palabra y sustituía a Joselito convirtiéndose en una espiritista que hacía aparecer a María Malibrán.

Leer Más