Marián Basa demuestra que «cuando la voluntad es grande, los obstáculos pequeños»

Comparte su talento:Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Nacido hace 36 años en Romania, Marián Basa conoce muy bien las dificultades a las que se tiene que enfrentar alguien discapacitado: «Empecé esta disciplina desde que tenía 10 años porque buscaba dinero para curarme. Mi enfermedad se llama artrogriposis múltiple congénita. Cuando fui pequeño estaba enfadado con dios porque era diferente al resto de los niños. La dificultad es que en Romania no hay escuelas para niños con discapacidad. Si gano mi sueño es abrir una escuela para niños.»

Marián Basa ha demostrado su talento pintando con los pies a Risto Mejide mientras contaba su historia de superación. «Me quedaba en casa pintando y llorando pero después de ir a todos los médicos del mundo me dijeron que no podían hacer nada por mí. Me saqué la carrera de bellas artes y ahora viajo a donde quiero.»

La sala se pone en píe para aplaudir el talento porque la realidad es que ha clavado al jurado más díscolo.

«Es la primera vez que acaba una actuación y no he podido aplaudir. Es alucinante el talento, tu historia, lo que haces y cómo, el mensaje que envías. Te agradezco que hayas utilizado ‘Got Talent’ para ello.» valoraba un impresionado Dani Martínez.

«Tu talento es brutal. Eres un ejemplo a seguir. Los límites se los pone uno mismo. Si tú quieres, puedes» valoraba Edurne.

«‘Got Talent’ a veces me da lecciones de vida que tardo en asimilar. Has dicho que cuando la voluntad es grande, los obstáculos son pequeños. Yo digo cuando el talento es así de enorme, las críticas solo pueden ser buenas.» cerraba Risto Mejide.

«Quiero hablar con ese niño que se encerraba a pintar y llorar y decirle que hoy salga ahí fuera a pintar y reír porque se va con tres síes» anunciaba su sí que se sumaba al de Edurne y Dani.