Antonio Martínez y su «talento incontestable» en la semifinal

Comparte su talento:Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Antonio Martínez dice llevar «muchos haciendo mentalismo» y creando «distintas emociones en la gente». Antonio se nutre de «la ilusión de la gente» y utilizará la «energía del público y del jurado» para que le lleve «directo a la final».

Antonio se acercaba a la mesa del jurado para pedirle a Dani Martínez que se subiese al escenario y se quedase ahí «dándole la espalda al público». A Risto le daba un paquete de «algo que compré por internet y que no lo he abierto siquiera. A Edurne le pedía que sacase su móvil, lo desbloquease y abriese el navegador Safari, la cantante seguía sus indicaciones. Además tendría que escribir en el buscador de Google el nombre de un famoso para saber su fecha de nacimiento memorizándola sin que Antonio supiese su identidad.

Ahora subía al escenario donde le esperaba Dani Martínez. Le pedía que se guardase el pinganillo en un bolsillo para que «nadie piense que tiene algo que ver con el juego». Antonio le pondría un dedo en la frente a Dani mientras se tapaba los oídos para que «comience un viaje al futuro, al momento exacto en el que le preguntemos a Edurne qué famoso a buscado».

Una vez finalizado ese viaje, Antonio le facilitaba al humorista un cuaderno donde debería apuntar «lo que has percibido». Dani escribía el nombre y el mentalista le pedía a Edurne que revelase el famoso y su fecha de nacimiento que era Brad Pitt y 1963. Nombre y fecha que coincidía con el escrito por Dani en el cuaderno.

Todavía quedaba por saber qué contenía el paquete que Antonio había dado a Risto pero le pedía que lo abriese. Dentro del paquete había un libro de Risto Mejide, «El Chisme». Le pedía que dijese un número de página en voz alta, «125» elegía Risto pero lo cambiaba por la 132. «¿Qué prefieres el principio o el final de la página?» le preguntaba Antonio y Risto respondía «el final». Después tenía que elegir una parte del libro como así hacía, seleccionaba «por no hablar del soponcio que le daría a su madre cuando se enterase que se habían quedado sin techo» y sería Dani una vez más quien adivinaría «se habían quedado sin techo».

Risto Mejide: «Mira que hemos visto mentalistas pero conseguir este efecto es cada vez más difícil en este programa. Te lo advertí, cuidado que luego en semis pincháis. Hacéis un buen número en audiciones y luego pincháis. Ya cuando le has hecho quitarse a Dani el pinga, que no sabe que es de mentira, y luego no solo hacerlo una vez sino dos veces, lo tuyo es incontestable, tienes mucho talento».

Edurne: «Está bien elaborado, está bien trabajado. A mí personalmente no me ha sorprendido tanto. El número está muy bien, es verdad que es impactante. No lo he disfrutado tanto pero creo que eres muy buen mago».

Dani Martínez: «Como bien ha dicho Antonio, me iba a ofrecer a hacer un viaje y he viajado. Puede que a partir de ahora escuche todo lo que pensáis, se acabo pensar mal de mí».

Antonio Martínez y su «talento incontestable» en la semifinal