Análisis de la quinta gala de ‘Got Talent España 2017’

Comparte su talento:Share on Facebook1Tweet about this on Twitter

El Nuevo Teatro Alcalá de Madrid daba cobijo a la que a priori podría ser la última gala de audiciones de la segunda edición de ‘Got Talent España’ pero con la particularidad añadida de la llamada a Simon Cowell, creador del formato, para pedirle un pase de oro extra. Él les decía un no rotundo pero Santi Millán hacía caso omiso.

Los primeros en subirse al escenario eran el grupo de baile Baruca Acrobática que lograban el beneplácito de los tres miembros del jurado, todavía faltaba por volver Edurne, con un espectáculo lleno de acrobacias. Unos 30 gimnastas de entre 10 y 20 años llegados de Alcalá de Real (Jaen) que están en la siguiente ronda. “Me he emocionado muchísimo” o “En los pueblos hay mucho talento.” eran los halagos que escuchaban por parte del jurado. Risto era tajante con su valoración “Mi voto es un sí salvaje”.

Hecho un manojo de nervios entraba Jürgen Slowing en escena y ni Santi Millán ni Eva Hache ni Risto Mejide que pulsaba el botón rojo contribuyeron a que sus nervios disminuyeran. Comenzaba dubitativo Jürgen pero rápidamente demostraba con su voz el porqué debía estar en la siguiente ronda del talent show. “Qué maravilla, me apetece verte brillar más. Por mi parte las puertas de ‘Got Talent’ están abiertas.” valoraba Eva y Risto “He pulsado no porque no me gustases sino porque tenía suficiente para saber que esto es Got Talent. Dónde estabas cuando estaba en Operación Triunfo”. Tres síes para él.

En las cuatro anteriores galas no conocíamos el pase dorado hasta el final de las galas de audiciones pero en esta ocasión era la tercera actuación de la noche la que lograba que Risto Mejide pulsase el botón dorado. Los responsables, los niños malagüeños de Minisolera.

El desparpajo de estos críos de entre 2 y 5 años se ganó el corazón de Risto que afirmaba “A mí me encanta. Es la primera vez que tenemos en el escenario unos concursantes que pasan de nosotros, como debe ser.”. Más tarde, tras los votos positivos de Jorge y Eva añadiría “He venido a este concurso dispuesto a divertirme, dispuesto a disfrutar de vosotros pero sobre todo dispuesto a cargarme todo aquello que me ha perseguido durante los últimos 10 años. La imagen de tío borde y sobrado. Qué mejor momento que éste para dar un pase de oro”. El público en plató había pedido instantes antes el pase de oro para Minisolera y les complacía Risto.

Alegría comedida de los nueve integrantes del grupo Minisolera pero desbordada de sus profesoras que en el backstage lo celebraban a lo grande. Salía la profesora al escenario a hablar en su nombre “Muchísimas gracias. Ellos no son conscientes de lo que les ha pasado ahora mismo pero es lo mejor que tienen que ellos son así.”

El faquir Juan Vicente Osuna lleva años realizando peligrosos números con espadas y clavos. Su familia quería que se dedicase a otra cosa pero él ha seguido para adelante. Un espectáculo no apto para aprensivos avanzaba Juan Vicente y su gente. Ante la apariencia de faquir de Juan Vicente, Jorge Javier huía de la escena a medio espectaculo perdiéndose parte del show. Más tarde votaba un sí pese a no haber sido participe de todo el talento del sevillano de 60 años. Cuatro síes ya que Edurne había regresado tras ausentarse por una afonía que había logrado dominar.

Con un gran misterio se presentaba Jairo Moreno que anunciaba que iba a hacer música etérea. Su secreto escondía un Theremín con el que nos ha deleitado interpretando el theme de la película ‘El padrino’. Todos querían tocar el Theremín, el protagonista del espectáculo. “Me parece súper difícil. Parece fácil pero es complicado.” valoraba Edurne. A Eva le faltaba algo “Me gusta el instrumento y tú pero se me ha hecho largo. La elección del tema no ha sido adecuado. Es como soso.” Eva le votaba “no” y el resto “sí”. Está en la siguiente ronda.

Con un auténtico look heavy Francisco Javier Carbonero entraba en escena pero pronto descubriría su pasión por las rancheras. Francisco Javier abandonaba la ópera para dedicarse en cuerpo y alma a las rancheras, la sangre tiraba de él. “He jugado al despiste, un poquito nada más.” se sinceraba Fº Javier. Tres “síes” y un “no” el de Risto.

Samuel Martí Pérez no tiene plan b, quiere dedicarse con toda su energía a bailar y viajar. Aptitudes tiene para ello y así lo demostraba con una coreografía que mezclaba varios estilos e incluso contorsionismo y flexibilidad. Cuatro síes le dan acceso a la siguiente fase y le acercan a cumplir su sueño de comprarse una caravana con la que recorrer el mundo, junto a su entregada novia que también baila.

Para contorsionismo el de Liza Aneghini que tras demostrar su flexibilidad se metía dentro de un cubo de cristal de reducido tamaño. Flipaban en plató y le daban cuatro síes.

El bartender Cristian Balta de 26 años realizaba una demostración de malabarismos con botellas y coctelera. Un cóctel que ha gustado mucho, en todos los sentidos, a los miembros del jurado. “Mucha exactitud en el malabar, todo muy controlado” valoraba Eva que le daba un “sí” y el resto también. Está en siguiente ronda.

La Campeona de España de Freestyle Paloma Pujol de 30 años venía a demostrar por qué es la mejor de España realizando freestyle con el balón. “Cuatro síes. Ha sido increíble.” relataba su propio resultado Paloma. Está en la siguiente ronda.

Viodance lo forman la violinista Rebeca Sánchez y el DJ Davor Jelacic y traen un espectáculo con mucha luz y música que se ha llevado el sí de todo el jurado.

Una vez más el Teatro Nuevo Alcalá de Madrid se quedaba a oscuras, se avecinaba otro espectáculo de luz y sonido, esta vez el de Saturnalia Show. Uno de los miembros de Saturnalia no pasaba inadvertido para el jurado, era Samuel Martí Pérez que doblaba. Risto Mejide bromeaba con ellos “en cuanto a bailarines deja mucho que desear. Que no, me ha encantado. Era broma”. Cuatro síes para ellos. Están en el selection day.

El momentazo de la noche, Santi Millán llamaba a Simon Cowell para pedirle un cambio de mecánica y poder dar un nuevo pase de oro, este grupal. Simon se mostraba tajante “absolutamente no” pero Santi hacía oídos sordos y anunciaba que podrían elegir dos extra pases dorados por parejas. Las parejas Risto y J.J. Vázquez y el otro para Edurne y Eva.

Lalo Gómez reconocía antes de subirse al escenario que “la música y yo somos amantes. Deja de pegar alaridos decía mi madre que pareces un cordero pero siempre ha sido mi forma de expresión. Es parte de mí”. Cantaba una versión completamente libre de ‘New York, New York’ vamos que se la inventaba pero le votaban no. Eliminado.

El primer y único monologuista de esta edición. “Un tres en uno. Una parte el Xavi ilustrador, el entomólogo y el Xavi showman” se definía Xavi Cañellas. Huía del típico monologo y mezclaba una historia haciendo diversas voces de animales. Una liebre, un dinosaurio o un toro. Edurne reconocía “Me he reído, me lo he pasado muy bien. Me ha impresionado tu capacidad vocal y cómo puedes cambiar de registro.” Cuatro síes le daban el paso a la siguiente ronda.

El grupo de baile Flow Up eran las siguientes. Entre 15 y 17 años tienen estas chicas que para Edurne han realizado un número “brutal”. Risto se reconocía “soy un fan”. Cuatro síes.

Solo 12 años tiene Naira Fuentes que realizaba un espectáculo de Pole Street que era valorado positivamente por tres de los cuatro jurados. Risto Mejide le ponía un pero al final y le daba un no.

David Fusella, 25 años y tendero, siempre ha querido ser una máquina y así lo demuestra comportándose como tal. “Yo he visto un robot” reconocía Edurne y J.J. Vázquez. Cuatro síes.

Fran Jubileta ha venido a bailar para él es “lo máximo. Transportarme. Algo fantástico. A partir de jubilarse ha sido cuando le han venido las ganas de hacer cosas y así lo demuestra. “No se acaba la vida a los 65 años, hay que continuar”. No ha sido suficientemente sorprendente para el jurado que le votaba no.

El baracaldés Iñigo Arroyo sufre de hiperactividad pero su mejor terapia ha sido la bicicleta. Con ella es capaz de realizar complejas acrobacias. Ha comenzado nervioso y no ha logrado cuadrar los tricks pero en cuando se ha soltado ha conseguido su objetivo. Cuatro síes para él.

Alma Flamenca cantaban “Mi mordidita” de Ricky Martin pero solo J.J. Vázquez llegaba a disfrutar de la actuación, tanto que pedía un vis y ellas cantaban una del Dúo Dinámico. Voto negativo y están fuera.

Cerraban esta jornada de audiciones Sebas y Víctor que nos traen un espectáculo de baile y street workout. Un espectáculo que gustaba mucho y que se llevaba los últimos cuatro “síes” de la noche.