Kopil Roca plasma su dura infancia al piano y emocionó a todos

Comparte su talento:Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Kopil Roca, de 26 años, ha sufrido lo que ningún niño debería sufrir. Su madre murió y su padre les abandonó a su hermana y a él en Nepal. Mientras sobrevivían en Nepal, fueron encontrados en la calle pidiendo comida, solo tenían dos y tres años. Además sufrió quemaduras de tercer grado por la cabeza y el cuerpo dificultando que pudiera ser adoptado.

Por suerte, una familia española hizo todo lo posible para ayudarle y ahora puede contar su triste historia pero con un final feliz. El nepalí ha interpretado una composición propia al piano que ha conquistado al showman catalán «lo que más me ha impactado ha sido la última nota, nos has clavado la última nota y eso será difícil de olvidar».

Su interpretación, llena de emoción, recibió el sí unánime de la mesa del jurado.

Kopil Roca plasma su dura infancia al piano y emocionó a todos