Héctor Sansegundo y el efecto sorpresa

Comparte su talento:Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Héctor Sansegundo, de 32 años, es «un profesional de la puntería extrema» que va a hacer «algo que requiere de mucha precisión». Desde que Hector era pequeño hacía «tiro con arco, juego de la rana, petanca» pero para hoy ha traído su arma secreta «el tirachinas» y va a realizar algo «que no habéis visto en la vida».

Héctor se acercaba al jurado para pedirles algo muy valioso. Se fijaba primero en el anillo de Risto, que se negaba, y lo intentaba después con Edurne que cedía en dejarle uno de los que llevaba encima. Lo metía en un sobre rojo que sujetaría Edurne en el escenario y hacía pasar tres globos que portaba Santi. Ataba los globos al sobre y con Edurne sujetando todo el conjunto.

Con una chincheta y un tirachinas, un Héctor con los ojos vendados tenía la intención de pinchar los globos y recuperar el anillo pero una descoordinación con Edurne ha acabado con los globos en un lugar inalcanzable pero el anillo estaba en el micrófono que presidía el escenario.

Dani Martínez: «Estaba diciendo qué va a pasar, qué va a hacer. Según iba pasando el número iba creciendo el personaje y la expectación. Tienes un número genial».

Edurne: «No es que yo no diera un duro pero no esperaba este número tan espectacular».

Risto Mejide: «Yo no daba un duro por ti y según ibas avanzando todo tenía peor pinta. Está todo mal y de repente haces que esté todo bien. Has hecho lo contrario que los políticos, enhorabuena».

Pleno de síes para Héctor.

Héctor Sansegundo y el efecto sorpresa