Héctor SanSegundo juega con las sombras en la semifinal

Comparte su talento:Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Una de las facetas de Héctor SanSegundo es ser «maestro de la puntería extrema», habilidad con la que «dio en el blanco en los tres síes del jurado». En esta semifinal se ha propuesto el reto de «cambiar vuestros sentidos y la creencias de la gente para siempre».

Héctor SanSegundo pedía colaboración para su número a Dani Martínez, que no dudaba en ayudarle. El mago segoviano necesitaba dos cosas del humorista, que estuviese «totalmente relajado» y su «sombra». Le sentaba en una silla cerca de un biombo en el que se reflejaba la sombra de Dani y le pedía que cerrase los ojos. Héctor acercaba su dedo a la sombra de Dani y éste reconocía haber sentido cómo le tocaba y cuántas veces lo había hecho.

Ahora Héctor iba a «transmitir energía» a través de la sombra del leonés pidiéndole que pasase lo que pasase, no se levantase de la silla. Héctor movía sus manos y le transmitía una energía a Dani de tal magnitud que provocaba que gritase.

En la segunda parte de su número Héctor iba a manipular objetos a través de sus sombras. Le daba a Dani una cuchara que debía guardar entre sus dos manos y a las que transferiría esa energía que recibió antes pero directamente a la cuchara, que acabaría doblada como «por lógica, su sombra». Después le facilitaba a Dani «un punzón» con el que tendría que atravesar la sombra del globo para hacer que éste explote, como así ocurriría. Cerraba tirando al suelo una mesa pero agarrándola de su sombra.

Edurne: «Me ha parecido muy buena idea, muy bien ejecutado, muy diferente a las audiciones también. Felicidades».

Risto Mejide: «A mí no me ha gustado. Fíjate para empezar el discurso está bien y me gusta que tenga un discurso vertebrador todo el número y es interesante. Le sobra intensidad al número y echo de menos tu humor, tu sentido del humor de las audiciones que fue parte de lo que nos cautivó. No hay nada más aburrido que un cómico haciéndose el intenso y es lo que le ha pasado a tu número».

Dani Martínez: «He vibrado y el personaje que hacía en audiciones todos alucinamos diciendo qué está pasando aquí. Me ha sorprendido ya eso, el riesgo que has tomado en semifinales porque te habíamos comprado un personaje, te habías llevado unos síes y ahora te la juegas con otro número. He sentido que me tocaba y me ha gustado la propuesta. Un gran número para semifinales».

Héctor SanSegundo juega con las sombras en la semifinal